Internacional

El espejo de Rajoy: los gobiernos en minoría no son tan raros en Europa

• Bookmarks: 4


El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (i), con el primer ministro de Irlanda, Enda Kenny (d), en un congreso del Partido Popular Europeo (PPE) – EFE
Internacional

El nuevo Ejecutivo tendrá que lidiar con los problemas de la Irlanda de Enda Kenny, Chipre, Dinamarca o Suecia

El bloqueo de casi un año llega a su fin. Salvo sorpresa, España tendrá Gobierno, pero en minoría, como tantos otros países europeos en el último medio siglo. Mariano Rajoy va a pasar de la mayoría absoluta a no poder aprobar leyes sin los votos de los partidos que no participan en su gobierno, y ahora lidiará con los problemas de la Irlanda de Enda Kenny, Chipre, Dinamarca o Suecia, así como otros países escandinavos en la segunda mitad del siglo XX.

Irlanda

Kenny, del conservador Fine Gael, formó gobierno en minoría el pasado 29 de abril, 63 días después de que Irlanda celebrara las elecciones. Como el PP, que contará con la abstención del PSOE, Kenny revalidó legislatura tras alcanzar un acuerdo de «estabilidad» con el centrista Fianna Fáil, tras perder el actual primer ministro una segunda votación de investidura el 6 de abril. «Fine Gael y Fianna Fáil son dos partidos conservadores rivales -el primero más escorado al liberalismo y el segundo asomado a un centro difuso- que durante más de 60 años se han estado turnando en la conducción del Gobierno de Irlanda», analiza el instituto Cidob en un análisis de los 28 gobiernos de la UE.

En Irlanda, articulistas como Colm McCarthy, de Independent, temen que el cortoplacismo y el circo mediático que acompaña al Ejecutivo aparten los temas importantes del debate. &ldquo-La fragilidad del Gobierno minoritario ha acortado el horizonte político, lo que supone una grave amenaza para el largo plazo de Irlanda&rdquo-, escribe, apuntando las amenazas para su país del Brexit y el derrumbe de la Libra.

Esta tendencia es exagerada por el ciclo de noticias las 24 horas y en Irlanda la fragilidad del Gobierno minoritario ha acortado aún más el tiempo-horizonte político. Algunas amenazas graves para las perspectivas a largo plazo de Irlanda han surgido recientemente y no están siendo abordados. Mientras tanto, el circo mediático que acompaña gobierno y la política como el de recogida de equipajes de un tren de corte medieval se obsesiona con asuntos que no tienen importancia perdurable.

Escocia

En Escocia, en pleno debate por otro referéndum de independencia de Reino Unido, la líder del Partido Nacionalista Escocés (SNP), Nicola Sturgeon, gobierna en minoría tras haber perdido la mayoría absoluta en el Parlamento de Edimburgo, que mantenía desde 2011. Sturgeon afirmó tras conocer los resultados de los comicios que el SNP había obtenido un «claro e inequívoco mandato» de los ciudadanos para gobernar y que, por lo tanto, no tratará de llegar a acuerdos formales para su investidura.

Dinamarca y los países escandinavos

En algunos países gobernar en minoría es muy común. En Dinamarca se han formado más gobiernos minoritarios desde la Segunda Guerra Mundial que de mayoría de un solo partido. Lars Løkke Rasmussen, que ya fuera primer ministro en 2009-2011, ha repetido mandato liderando al Venstre, el partido tercero en las elecciones de junio del pasado año con un 19,5% de los votos. «Técnicamente es uno de los gobernante europeos en situación de mayor debilidad, ya que depende del pacto de legislatura suscrito con otros tres partidos del arco centro-derechista, el DF, la LA y el KF», según el instituto Cidob.

El Gobierno liberal de Rasmussen es el más débil del país en los últimos 40 años, analizaba Euractiv en verano de 2015, con solamente 34 escaños en el parlamento y que debe tener otros sesenta cada vez que quiera adoptar una ley. &ldquo-Muchos predicen que no llegará a los 18 meses de mandato&rdquo-, agrega el artículo.

Ninguna región ha tenido más gobiernos en minoría como Escandinavia. En Suecia el líder socialdemócrata Stefan Löfven ha logrado levantar un Gobierno de minoría gracias a una coalición con los Verdes tras las elecciones de septiembre 2014. «Tradicionalmente, los gobiernos minoritarios han sido explicados como el resultado de la fragmentación política y la polarización. Algunos autores sugieren que los gabinetes minoritarios tienden a formarse en sistemas políticos inestables y propensos al conflicto que surgen cuando todo lo demás ha fallado. Sin embargo, estas afirmaciones no han sido probadas», explica un estudio de la Universidad de Oslo titulado «&iquest-Por qué hay gobiernos en minoría?». A lo largo de los ochenta y noventa, en Dinamarca el partido de Gobierno negociaba el apoyo para el Presupuesto anual del Estado con partidos a cambio de ceder en una partida u otra.

«Hacer política todos los días»

El doctor en Derecho Constitucional en la Complutense Rubio Núñez indicó a ABC en un reportaje de 2015 que la consecuencia inmediata de los gobiernos en minoría es «una democracia más deliberativa, más negociada, y eso suele ser bueno». En otras palabras, un gobierno en minoría puede ser incómodo porque obliga a hacer política todos los días.

4 recommended
comments icon0 comments
0 notes
48 views
bookmark icon

Write a comment...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *