Espana

Un accionista demanda a CaixaBank por el canje de acciones del Banco de Valencia

• Bookmarks: 2


Imagen de la sede histórica del Banco de Valencia – MIKEL PONCE
Tribunales

La sociedad de servicios financieros Nibema cifra su perjuicio en 3,6 millones de euros

Un accionista del extinto Banco de Valencia ha presentado una demanda en un juzgado de Primera Instancia de Valencia por considerarse perjudicado en 3,6 millones de euros por el canje de acciones realizado por Caixabank, que se quedó con la entidad valenciana.

El demandante es la sociedad de servicios financieros Nibema, domiciliada en Castellón de la Plana, que considera que Caixabank se enriqueció injustificadamente por la diferencia entre el verdadero valor de las acciones de Banco de Valencia y el precio al que fueron canjeadas por Caixabank, tras comprar aquella por un euro al FROB.

Según la demanda, a la que ha tenido acceso EFE, esta sociedad, como accionista de la entidad, «experimentó un empobrecimiento, y la demandada un correlativo enriquecimiento, respecto de esa diferencia de valor».

Como recuerda la demanda, el FROB anunció la inyección de mil millones de euros en Banco de Valencia, pasando a tener el 90,89 % del capital del banco, y un año después, en 2012, comunicó que inyectaría 4.500 millones.

El FROB seleccionó «sin un procedimiento público de licitación» la oferta de adquisición de Banco de valencia por Caixabank por un euro.

Según indica, frente a la valoración de Banco de Valencia de 2.541 millones utilizada por Caixabank, la estimación del valor sería de 4.595 millones, que en un escenario más optimista llegarían a 5.097 millones.

En la fusión por absorción se acordó un canje de una acción de Caixabank por cada 479 de Banco de Valencia para los titulares del 1,1 % del capital.

En la demanda se asegura que el canje se hizo sobre una valoración «evidentemente infravalorada de Banco de Valencia«, dado que los activos de esta entidad tenían «un valor muy superior» al que sirvió para determinar el canje, por lo que debía haberse hecho por un coeficiente de, al menos, una acción de Caixabank por cada 239 o 265 de Banco de Valencia, según el escenario que se contemple.

Nibema tenía 1,1 millones de acciones de Banco de Valencia pero vendió en enero de 2013 una parte de ellas por un precio correspondiente al valor en bolsa, y se quedó 734.400 acciones con las que acudió al canje forzoso, y por las que recibió 1.533 acciones de Caixabank.

Según la demanda, habría debido obtener al menos 2.771 acciones de Caixabank o 3.072 por un valor «al que hubieran debido ser justipreciadas para el canje», por lo que considera que hubo «un enriquecimiento sin causa de Caixabank y un correlativo empobrecimiento de Nibema SL».

En las alegaciones presentadas al Juzgado de Primera Instancia número 20 de Valencia, el demandante considera que la competencia de los juzgados valencianos es «indudable», por ser el lugar donde se han producido los hechos del enriquecimiento sin causa (la intervención del FROB, las juntas generales del banco y la absorción), así como la conversión obligatoria de las acciones.

Preguntada por EFE al respecto, Caixabank aún no se ha pronunciado.

2 recommended
comments icon0 comments
0 notes
27 views
bookmark icon

Write a comment...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *