Petr Cech, de la hierba al hockey hielo

Published 14/10/2019 in Deportes, Futbol

Petr Cech, de la hierba al hockey hielo
Petr Cech – REUTERS

El célebre portero checo, campeón de la Champions en 2012, inicia una nueva aventura como guardameta de hockey

Rubén Cañizares

@Ruben_Canizares

Ni uno, ni dos, ni tres. Han sido unos cuantos los futbolistas que, una vez terminada su carrera sobre el verde, han extendido su vida profesional a otros ámbitos deportivos. A todos nos vienen a la cabeza los nombres de Cañizares y Pernía, portero y defensa que probaron fortuna en las carreras de rallys- también el de Ravanelli, de delantero a ciclista en pruebas de un día- de Batistuta, de ariete a jugador de polo- o el de Angoy, de portero del Barcelona a jugador de Fútbol Americano. También el mejor jugador de baloncesto de todos los tiempos, Michael Jordan, y el velocista número uno de la historia, Usain Bolt, redirigieron su vida hacia el béisbol y el fútbol, respectivamente. Ejemplos a los que se ha unido desde este pasado fin de semana Petr Cech, el exguardameta checo del Chelsea y Arsenal, que ha aprovechado su nuevo cargo como asesor deportivo en la secretaría técnica del Chelsea para volver a sus orígenes, el hockey hielo.

«Estoy feliz de tener esta oportunidad. Espero ayudar a este equipo joven a lograr sus objetivos. Después de 20 años en el fútbol profesional, será una experiencia maravillosa jugar a un deporte que me encantaba ver y practicar de pequeño», explica Cech en su cuenta de Instagram adjuntando una foto de él con su nueva vestimenta, la de portero de los Guildford Phoenix, equipo de la National Ice Hockey League South 2 de Inglaterra.

Estreno triunfal

Petr Cech dijo adiós al fútbol el pasado mes de mayo, en la final de la Europa League entre Chelsea y Arsenal, defendiendo la portería de los gunners, club en el que disputó sus últimos cuatro años como profesional. Y lo hizo regresando al propio Chelsea, la entidad donde más años jugó (2004-2015) como asesor deportivo dentro del departamento de secretaría técnica, cargo que no le es incompatible con su nueva aventura deportiva: «Algunas personas piensan que cambié de trabajo. No, no lo hice. Afortunadamente, mi trabajo como asesor técnico y de rendimiento en el Chelsea no me impide en mi tiempo libre jugar el juego que amaba cuando era niño», aclara el portero.

Cech debutó este pasado domingo y lo hizo con duende. Tras el dos

a dos reglamentario, el checo fue decisivo en la tanda de penaltis que decidía el ganador, parando dos de los tres lanzamientos: «Nadie podrá quitarme esto nunca. Es una especie de sueño que tenía desde niño. Salir a la pista y jugar», desvela. «Me parece una gran noticia. Chequia es una de las potencias mundiales de hockey hielo y no me extraña este paso de Cech. Como él mismo dice, es su pasión de la infancia y ahora que ya no es portero profesional de fútbol la puede degustar», cuenta a ABC Frank Lorenzo, exjugador y exárbitro de hockey hielo, y desde el año 2014 presidente de la Real Federación española de Deportes de Hielo.

Lorenzo desmenuza a este periódico cuáles deben ser las cualidades de un portero de hockey hielo: «Hay que tener buenos reflejos, saber cómo situarse en los ángulos y saber estudiar el juego del contrario según ataquen con uno, dos o tres, porque eso definirá cómo deslizarse de poste a poste para interceptar pases o lanzamientos». En este último caso, el puck (pastilla) puede alcanzar una velocidad de 160 kilómetros por hora, de ahí la importancia de una rápida reacción que en el caso de Cech no es penalizada por su robusta corpulencia -92 kilos y 196 centímetros-, sino todo lo contrario: «Su peso y estatura es perfecta. Un portero de hockey vive del método mariposa, rodillas al hielo para que las guardas (protecciones) ocupen toda la parte baja de la portería, de poste a poste, y desde el tronco se cubre la parte alta. Si fuera un portero menudo no taparía tanto marco».

Concentración y reflejos

Frank especifica que el portero tiene que ser el mejor patinador de un equipo de hockey hielo, porque el movimiento de un poste a otro debe ser lo más rápido posible manteniendo tapados los máximos ángulos de lanzamiento: «Su pasado como portero de élite en el fútbol le ayudará a leer la jugada. Hay 20 jugadores por equipo que se van cambiando cada 45 segundos con el objetivo de mantener un alto ritmo en ataque y defensa. Eso obliga al portero de hockey hielo a estar tres tiempos de 20 minutos a un elevadísimo nivel de concentración».

Deshacer

Deshacer

Deshacer

Deshacer

Print article

Leave a Reply

Please complete required fields