Mercedes Benz GLC: elegante, deportivo y muy todo terreno

Published 07/06/2019 in Motor, Novedades

Mercedes Benz GLC: elegante, deportivo y muy todo terreno

El nuevo modelo sorprende por su capacidad para enfrentarse sin dificultad a los terrenos más difíciles

Patxi Fernández

@Delkete

Mercedes Benz ha renovado completamente el modelo GLC, en sus versiones Coupé y SUV. Un vehículo que se lanzaba en el año 2015, con propiedades de conducción sobresalientes en carretera y campo a través, y destacando en amplitud, funcionalidad y confort. Todas estas virtudes se mantienen en el coche que se lanza ahora, en 2019, con actualizaciones importantes tanto en su diseño exterior e interior como en sus funciones de conectividad e infoentretenimiento, pero también en el apartado mecánico. Sus motores de gasolina y diésel son más eficientes, optimizan el consumo y las prestaciones.

Pero además Mercedes Benz nos ha sorprendido en la presentación del Modelo en Fráncfort con un novedoso modelo de pila de hidrógeno y enchufable, que. aunque porel momento no tiene fecha de comercialización, destaca por sus cero emisiones, y por la versatilidad de poder utilizarse como vehículo eléctrico propulsado por hidrógeno, emitiendo tan solo agua por el tubo de escape como producto «de desecho», o como eléctrico convencional.

El nuevo GLC cuenta con parachoques de nuevo diseño, nueva calandra, faros LES High Performance, y luces traseras LED que contribuyen a dar un aspecto más juvenil al vehículo, siguiendo la tendencia de la marca de los últimos años, que ha logrado así hacerse un hueco importante entre clientes de menor edad. También el interior se ha renovado, con visualizadores de alta calidad en estilo MBUX, un cuadro de instrumentos completamente digital (opcional) y el visualizador de medios de manejo táctil (7″ de serie, 10,25″ como opción), un nuevo volante multifunción, y nuevos colores.

Además del aspecto, el GLC y el GLC Coupé se llenan de asistentes a la conducción que permiten una conducción semiautomatizada, el sistema MBUX – Mercedes-Benz User Experience, incluyendo las funciones ampliadas con «Hey Mercedes». Como equipo opcional se ofrece el asistente para el interior MBUX. Este último equipo facilita el manejo del vehículo, pues reconoce movimientos del brazo y de la mano, distinguiendo si proceden del conductor y del acompañante.

Cada uno de los modelos tiene su propio carácter, más deportivo para el GLC Coupé, y más familiar para el GLC SUV. El conductor puede utilizar el interruptor DYNAMIC SELECT para elegir entre distintas curvas características. En los ajustes «Sport» y «Sport+» se elige un reglaje más rígido de la amortiguación. El modo «Comfort», en cambio, permite una rodadura especialmente confortable, y con «ECO» se asume una armonización que ayuda a ahorrar combustible.

El programa «Offroad» resulta especialmente recomendable para conducir sobre suelo como arena o gravilla, así como en superficies nevadas. Si queremos o necesitamos acceder a terrenos realmente complicados el modo «Offroad+» regula la tracción mediante una intervención precisa en determinadas ruedas para simular la acción de un diferencial autoblocante. Sorprende por su capacidad de superar obstáculos «imposibles» fuera de la carretera, según hemos podido comprobar en el circuito de tierra preparado para la presentación del modelo.

Todo ello gracias además a unas cotas TT impresionantes para un vehículo de este tipo, que por su aspecto podríamos encasillar más en el segmento de los SUV que en el de los «todo terreno puros». Disponemos de 245 mm de altura al suelo, un ángulo de ataque de 30,8 grados, salida de 35 grados, posibilidad de ajustar la altura mediante la suspensión neumática para aumentar la distancia al suelo a la g¡hora de superar obstáculos y mejorando también la capacidad de vadeo. En definitiva, más de lo que seguramente muchos propietarios del vehículo le vayan a exigir en su uso cotidiano.

El GLC SUV y el GLC Coupé llegarán al mercado después del verano con cinco variantes mecánicas en diésel y gasolina. Por potencias, arranca con el GLC 200 de 197 CV, y el 300 de 258 CV en gasolina. Algunos elementos tecnológicos destacados en los motores de gasolina son el mando variable de las válvulas CAMTRONIC, que contribuye a que el sistema de escape alcance antes su temperatura de servicio, el turbocompresor de doble entrada y el sistema eléctrico de 48 voltios con alternador de arranque accionado por correa (EQ Boost). Estos equipos aumentan la agilidad, mejoran el confort y contribuyen a reducir claramente el consumo de combustible.

En diésel las variantes 200d, 220d y 300d nos dejan potencias de 163 a 245 CV, con consumos que parten de los 5,4 l/100 km.

El motor diésel de cuatro cilindros OM 654 ha sido concebido y desarrollado para reducir el consumo y las emisiones, optimizar los costes de explotación y aumentar al mismo tiempo la potencia disponible.

Los componentes más importantes del sistema de postratamiento de gases de escape se montan directamente junto al motor para asegurar una reducción eficiente de las emisiones.

Print article

Leave a Reply

Please complete required fields