Espana

Feijóo se suma a la indignación de los gallegos por los retrasos del AVE

• Bookmarks: 4


Reunión ordinaria del Consello de Goberno, celebrada ayer en San Caetano – XOÁN CRESPO/XUNTA
Galicia

«Nos engañaron desde el 2010 hasta hoy», asegura. Agradece a De la Serna su «transparencia» en la gestión

Salió ayer el presidente de la Xunta a decir que él también. Él, como «primero de los gallegos», se siente como todos víctima de un engaño cometido por los sucesivos Gobiernos de España con respecto a la llegada de la Alta Velocidad: «Los gallegos no podemos estar satisfechos —clamó— con las fechas del AVE.Nos engañaron desde el año 2010 hasta hoy. Primero fue el 10, luego el 12 y luego el 15». Pero tampoco será el 2015. La promesa del ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, es la de zafarse del jaque que las constructoras le plantean sobre varios tramos y facilitar que las obras terminen en el tercer trimestre del 2019. Una efeméride a la que habrá que sumar, inmediatamente después, el tiempo necesario para completar la auditoría de seguridad y los viajes de prueba.

¿Quién tiene la culpa del retraso? Principalmente, estima Feijóo, el cortocircuito al que estuvo sometido la gobernabilidad de España durante once meses. Los mismos que se aplican ahora sobre la última fecha de conclusión del proyecto. «Si algunos creían que bloquear un país no tenía consecuencias, se equivocaban», valoró, tras presidir como cada jueves el Consello de Goberno.

El titular de la Xunta se puso frente a su atril de siempre, al que ayer nombró como compareciente de todas sus alertas lanzadas en el pasado. «Es el testigo mudo de que durante un año estuve diciendo que el hecho de que se bloqueara el Gobierno de España se iba a trasladar a muchas decisiones, y muy específicamente a las grandes obras».

«Si algunos creían que bloquear un país no tenía consecuencias, se equivocaban. Lo dije durante un año»

Aunque, por sí solo el impás en Madrid no se lleva el monopolio de la responsabilidad. Feijóo apuntó a una relación de fechas que tanto PSOE como PP fueron trasladando a la opinión pública de Galicia «de forma absolutamente poco responsable». «El problema es que llueve sobre mojado y me preocupa que desde hace diez años nos estén cambiando la fecha de finalización del AVE», comentó. Y ahora que hay otra, quizá la definitiva, lo que toca es fiscalizar. Comprobar, tramo a tramo, «el minuto y resultado» de las ejeciones pendientes. A ello se comprometió De la Serna por lo menos una vez cada tres meses y la Xunta manifiesta su «interés por que cumpla su palabra». El responsable del Ejecutivo autonómico agradeció «su transparencia» a la hora de informar sobre los problemas que entraña la infraestructura.

«Entiendo el escepticismo galaico», continuóFeijóo, que envolvió con rotundidad el final de su respuesta: «El AVE a Galicia es imparable. No lo va a parar ninguna fuerza política, incluso los que estaban en contra de la ejecución por considerarlo un despilfarro, ni esos los van a parar».

Según lo previsto

Independientemente de la demora acumulada en la conexión ferroviaria con Madrid, el resto de inversiones siguen encima de la mesa. La variante exterior de Orense —que ya le costó a De la Serna una rectificación—, el ramal entre la ciudad de As Burgas, Cerdedo y Vigo y el empalme de Lugo a la red.

A respecto de este último proyecto, el grupo parlamentario popular han registrado en el Parlamento una iniciativa para saldar una «deuda histórica» con la provincia lucense y avanzar en la construcción de una estación intermodal. La propuesta está vinculada con otra, aprobada en el último pleno del pasado año, que insta a la Xunta a «priorizar las inversiones» que faciliten la conexión de Lugo con «los servicios de alta velocidad».

El AVE que vincula la Comunidad con la Meseta engrasa la actividad política. Ayer volvió a escena el alcalde de Vigo, Abel Caballero, para reiterar que Feijóo comete un «desprecio monumental» hacia la estación de la ciudad. «No muestra la más mínima voluntad de cooperar», le reprocha el socialista. La portavoz local de los populares, Elena Muñoz, le recordó a Caballero que «se creyó las mentiras» del exministro del PSOE, José Blanco, cuando prometió la Alta Velocidad en 2012. De no producirse en aquel año, «anunció que dejaría la política», zanjó Muñoz.

4 recommended
comments icon0 comments
0 notes
33 views
bookmark icon

Write a comment...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *