Espana

Así robó 7.000 euros el carterista más buscado del Metro de Madrid

• Bookmarks: 5


El delincuente, detrás de su victima,, la chica de la mochila blanca – ABC
Sucesos

Se trata de un joven de 23 años, identificado en 50 ocasiones, que quebrantó la medida de alejamiento impuesta por un juez en seis días

Un juez ha decretado la primera orden de alejamiento del Metro de Madrid contra un carterista español reincidente que obtuvo en su último golpe, perpetrado a finales de diciembre, unos 4.500 euros. Fue su día de suerte. Triunfó, pero no se «retiró» de ese lucrativo negocio. La Policía Nacional calcula que en apenas ocho meses, desde que comenzó a robar en el suburbano –de mayo a enero pasado–, obtuvo un botín de alrededor de 7.000 euros. Ahora le han retirado de la «circulación». A ver si aprende la lección.

El delincuente, Borja Ortega Ruiz, de 23 años, había sido identificado en 50 ocasiones, así como expulsado de las instalaciones de la red. Cuenta con diecisiete detenciones por hurtos y robos en estaciones muy concurridas, la mayoría realizadas por la Brigada Móvil, encargada de la vigilancia del suburbano, según indicaron ayer fuentes de la Jefatura Superior.

La primera orden que dictó un juez en la que prohibió el acceso al Metro se produjo hace casi cuatro años –el 15 de febrero de 2013– al denominado clan de las bosnias. Eran cinco chicas que acumulaban entonces más de 300 detenciones.

En el caso del español, la medida cautelar le fue impuesta el pasado 31 de enero. Se fundamentaba en el «potencial riesgo para el resto de viajeros por sus reiteradas detenciones».

Sin embargo, el pasado lunes este carterista fue sorprendido de nuevo en la estación de metro de Sol, deambulando por los pasillos a la caza de una «presa», por lo que fue arrestado de inmediato por los agentes, conocedores del caso, por quebrantar la medida de alejamiento.

El joven carterista era un «viajero» habitual de la red y sus víctimas preferidas eran turistas con grandes cantidades de dinero y objetos de valor como ordenadores o cámaras de fotos, a los que tampoco le hacía ascos. Estas personas como están de visita, en la mayoría de las ocasiones no denuncian el hurto o el robo, y, de hacerlo, no suelen acudir después a juicio. Por ello, resulta imposible determinar la cantidad total que pudo sustraer así como el número de hechos cometidos.

4.500 euros de una tacada

Ortega no solía actuar en los vagones sino que aprovechaba los tapones que se forman en las subidas o las bajadas de las escaleras mecánicas o de los ascensores para abrir las mochilas o los bolsos de la víctima elegida. Después se marchaba tan tranquilo.

Las investigaciones comenzaron el pasado mes de diciembre a raíz de la denuncia interpuesta por una turista a la que sustrajo una cartera con 4.500 de euros en efectivo de una tacada. Fue en la estación de Nuevos Ministerios. En apenas 24 horas los agentes le detuvieron. Entonces, constataron que era un viejo conocido y que vivía por y para esos robos.

5 recommended
comments icon0 comments
0 notes
101 views
bookmark icon

Write a comment...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *