Polémica por el desalojo de dos fincas en el barrio de Sants de Barcelona

Publicado 11/08/2017 in Barcelona, Catalunya, Espana

Polémica por el desalojo de dos fincas en el barrio de Sants de Barcelona
Detalle de la fachada de la finca de la calle Entença – EUROPA PRESS
BARCELONA

Algunos pisos estaban «reokupados» y el consistorio exige ahora todos los detalles a Mossos

Polémica en Barcelona por el desalojo de una finca de la calle Entenza, una actuación policial que los afectados consideran un desahucio como tal y que los Mossos d&rsquo-Esquadra, por el contrario, aseguran que no lo fue porque no había inquilinos en los pisos cuando actuaron. La controversia ha llevado al Ayuntamiento, que ofreció ayuda temporal a los vecinos, a solicitar información a la policía catalana sobre su intervención. Los inquilinos, por su parte, exigen a la administración local una solución definitiva a su situación.

Los hechos sucedieron el pasado martes en el número 151 de la calle Entenza, en una finca que un grupo inversor está intentando adquirir, por lo que se están vaciando pisos. Cuando los agentes acudieron a proceder el desalojo, el Grup d&rsquo-Habitatge de Sants empezó a denunciar por Twitter que estaban echando de manera violenta a cuatro familias, una de ellas con un menor de edad.

Cuatro de los pisos de la finca, que estaban vacíos, habían sido «reokupados» hace una semana por activistas del Grup, que los entregaron a cuatro familias vulnerables, las que pretendían desalojar los Mossos.

Los agentes, por su parte, defienden que los pisos estaban vacíos,que por ello no desalojaron a nadie y que tan solo pudieron identificar «in situ» a una persona que precisamente estaba intentando «okupar» otro piso. Además, la policía explica que realizaron una acción «de protección de los trabajadores del edificio», dado que había activistas concentrados en la calle que «ocupaban» la vía pública. Por otro lado, los agentes reconocen que les constan dos heridos en relación a esta intervención, aunque las lesiones no fueron causadas por los agentes.

«Una explicación pública»

El Ayuntamiento, que tiene protocolos de actuación en desalojos de colectivos vulnerables, atendió a los afectados a través del Centre d&rsquo-Urgències i Emergències Socials de Barcelona (CUESB) y exige a los Mossos «una explicación pública» de los hechos ante las «situaciones confusas», aseguró ayer Asens. El consistorio ha mandado una carta al consejero de Interior, Joaquim Forn, para reclamarle la información pertinente.

A este caso se le sumó un segundo desalojo en Sants, anteayer, en la calle Sugranyes, 9, en la que vivían decenas de menores. El Grup denunció esta nueva intervención, que se produjo por orden judicial, alertando que habían quedado 12 familias en la calle. Los afectados estuvieron hasta la madrugada en el distrito para reclamar soluciones.

Con los dos casos recientes, el Grup se concentró ayer al mediodía ante el consistorio para exigir primeramente una reunión y encontrar soluciones. El Ayuntamiento, que atendió a las familias y ha ofrecido alojamiento temporal en una pensión a los que lo han querido -el resto han preferido ir a casas de familiares o conocidos-, asegura que les buscará una solución estable.

Print article

Leave a Reply

Please complete required fields