Modelo, activista y actriz, el despegue de Paris Jackson

Publicado 12/03/2018 in Estilo, Gente

Modelo, activista y actriz, el despegue de Paris Jackson
Paris Jackson, el pasado 4 de marzo, en la fiesta «Vanity Fair» posterior a los Oscar – GTRES

Tras una adolescencia marcada por las drogas y la depresión, la hija del rey del Pop debuta en el cine por la puerta grande

Los días de las fotos retocadas sin permiso están llegando a su fin. Las revistas y las marcas de moda y belleza se posicionan contra esta técnica tan popular en otra época. Modelos y celebridades se rebelan contra la edición digital que crea una imagen distorsionada de su cuerpo. La última en quejarse sobre esta práctica ha sido Paris Jackson, quien ha pedido a través de Twitter a todos sus seguidores que dejen de publicar fotos suyas, ya que ha descubierto que en muchas de esas instantáneas se ha oscurecido o blanqueado su piel.

La hija de 19 años de Michael Jackson y Debbie Rowe se acaba de estrenar con un papel protagonista en «Gringo», donde se ha puesto a las órdenes de Charlize Theron, que se ha convertido en su nueva mentora en Hollywood. Durante la promoción del filme en Los Ángeles, la actriz y productora sudafricana de 42 años no dudó en destacar la «naturalidad» de Paris a la hora de trabajar: «Ha heredado el talento de su familia, pero el peso de ese legado no es lo único que la define. Admiro la capacidad que tiene para moverse en este mundo tan difícil. Está muy centrada, es una gran actriz y me ha impresionado mucho su sencillez».

En la película, Paris se pone en la piel de Nelly, una joven que seduce a un amigo para pasar drogas de México a EE.UU. Y lo cierto es que de Paris no solo sorprende su naturalidad en pantalla, sino la complicidad que tiene con la cámara. Este es su primer proyecto cinematográfico, que ya participó el año pasado como estrella invitada de la serie de televisión «Star».

Aprovechar la oportunidad

A la hija del rey del Pop, Michael Jackson, quien murió en 2009 cuando ella tenía 11 años, le picó el gusanillo de la interpretación el año pasado, cuando se acercaba su graduación en el instituto. «Me di cuenta de que sería una pena desperdiciar la plataforma que me habían dado con la serie. Tengo la oportunidad de entrar en el mundo de la actuación y la moda», contó hace unos días en Los Ángeles.

Con 50 tatuajes en todo su cuerpo, Paris asistió el pasado domingo a una fiesta posterior a los Oscar vestida con un conjunto verde inspirado en su progenitor. Y es que tal y como reveló hace unos meses a la revista «Rolling Stone», «a mi padre lo siento conmigo todo el tiempo».

La vida de la joven no ha sido fácil. En 2013, sumida en una profunda depresión y con una fuerte adicción a las drogas, intentó suicidarse cortándose la muñeca e ingiriendo 20 pastillas de Motrin. Paris tenía entonces 15 años. Algunos de sus tatuajes cubren las marcas de esas heridas que ella misma se provocaba, mientras se escondía de su familia y sus extrañas amistades. Otros tapan las marcas de sus brazos, fruto de su fuerte adicción a las drogas.

Contra el SIDA

Jackson se convirtió hace unos meses en embajadora de la Fundación Elizabeth Taylor, su madrina de bautizo, en favor del SIDA. Cuando Elizabeth Taylor murió en el 2011, Paris tenía solo 12 años. En cuestión de un año había perdido a su padre y a su madrina. Y, aunque también le ha tocado crecer sin ella, Paris no ha encontrado difícil seguir los pasos de Taylor.

La fundación financia organizaciones de todo el mundo a favor de la educación integral en salud sexual o la reforma de la criminalización del VIH. Como cabeza visible, el pasado septiembre Paris habló en Nueva York sobre su visión de utilizar deforma más efectiva las redes sociales en favor de las injusticias. «Elizabeth era apasionada, hablaba abiertamente. Ella era una mujer verdaderamente valiente», ha dicho Paris. «Y aquí estamos, 30 años después, con un presidente que ha demostrado tener la compasión y empatía de una batería muerta. Su presupuesto propone recortar los fondos de asistencia médica para el VIH y el SIDA. Yo oigo la voz de mi madrina pidiendo que la escuche, que no permita que todo lo que se ha logrado quede a mitad camino». A Paris, «como activista», le parece importante «abordar distintas situaciones sociales, contribuir y mejorar el mundo para que sea más fácil de vivir». Sin duda, Parece decidida a continuar con el legado de los que fueron sus dos pilares fundamentales: Michael Jackson y Elizabeth Taylor.

Print article

Leave a Reply

Please complete required fields