La artesanía de Bottega Veneta

Publicado 07/10/2018 in Estilo, moda

La artesanía de Bottega Veneta
Bottega Veneta

La casa veneciana celebró en Madrid una cuidada exposición del trabajo de sus talleres

Bottega Veneta presentó el jueves su exposición «Masters of Craft» en Madrid. Dedicada al repaso de las distintas artesanías envueltas en la elaboración de sus colecciones, la muestra reunió a un selecto grupo de invitados entorno a sus colecciones de bolsos y a una cuidada exposición de perfumería.

Tamara Falcó, Fernando Martínez de Irujo, Miranda Makaroff, Pepe Barroso Silva, Pelayo Díaz, Rossy de Palma, Mónica Cruz, Dolores Chaplin, Isabelle Junot y Boris Izaguirre pudieron disfrutar en vivo del trabajo de una artesana de la piel que elaboraba el famoso intrecciato de la casa – el cuero trenzado que la llevó al podium de la moda- de la elaboración artesana de gafas y de la destreza de un joyero montando piezas de bisutería fina.

Los artesanos, procedentes del Atelier de Montebello, junto a Venecia, han seguido la estela de Renzo Zengiaro y Michele Taddei en los años 60, el dúo que ideó una marca inspirada en una boutique (bottega en italiano) de estilo local (la región de Venecia se llama El Veneto) que con el tiempo se convirtió en un clásico de la moda.

Cuando Renzo Zengiaro y Michele Taddei se retiraron en los años 90, la marca pasó por un sinfín de fluctuaciones en manos de Giles Deacon o Stuart Vevers, entre otros creadores, hasta su compra en el año 2001 por parte del Grupo Gucci, más tarde integrado en PPR y ahora parte de Kering. Domenico De Sole, verdadero alma del Grupo Gucci y factotum de la compra de numerosas marcas de prestigio, vio en Bottega Veneta el potencial de una vieja gloria dormida tras años de desaciertos.

Fue Doménico De Sole el que puso a cargo de la dirección creativa de Bottega Veneta al impecable Tomas Maier, el alemán que otorgó a la casa su nuevo brio y su estilo pulcro y moderno. Después de 17 años renovando la casa, vienen de nombrar al sustituto de Maier, Daniel Lee, un joven británico que hasta julio trabajaba en las colecciones de prêt-à-porter femenino de Céline bajo la supervisión de Phoebe Philo.

Un mercado competitivo con nuevos contendientes, un sector en constante evolución y un producto muy específico y marcado, han hecho que las ventas de Bottega descendiesen en los últimos dos años. Un nuevo creador y un renovado planteamiento revelarán la estrategia a seguir de esta marca veneciana de los años 60 que promete seguir dando que hablar.

Print article

Leave a Reply

Please complete required fields