Desangelada y fría despedida a Montserrat Caballé en su capilla ardiente

Publicado 07/10/2018 in Cultura, musica

Desangelada y fría despedida a Montserrat Caballé en su capilla ardiente
La sobrina de Montserrat Caballé, muy afectada ayer en el tanatorio/ El Teatro Real de Madrid dedica la función de ‘Faust’ a Montserrat Caballé – EFE/ Vídeo: ATLAS

Contrastó con el público del Liceu puesto en pie, que le dedicó ayer una impresionante ovación tras escuchar una de sus interpretaciones de «Casta diva»

La soprano Montserrat Caballé será enterrada hoy en el cementerio de Sant Andreu de Barcelona, junto a sus padres, tras el funeral que, a mediodía, tendrá lugar en el tanatorio de Les Corts de Barcelona. Ayer, poco después de abrirse la capilla ardiente, el ministro de Cultura y Deporte, José Guirao, fue el primero de una cortísima lista de autoridades en visitarla. Nada más llegar, se apresuró a anunciar que ya se está trabajando para organizar actos de homenaje tanto en Barcelona como en Madrid. Según el ministro, la hija de la cantante, Montserrat Martí, ha mostrado su disposición favorable a que estos actos se lleven a cabo.

En Barcelona, el Gran Teatre del Liceu sería el escenario escogido. En Madrid, se duda aún entre el Real, actualmente el teatro de ópera más importante de la capital, o el Teatro de la Zarzuela, donde Caballé actuó más veces, ya que en su época de mayor esplendor el Real no acogía representaciones. Precisamente, el director artístico del Real, Joan Matabosch, que visitó el tanatorio, se mostró también partidario de preparar estos actos.

Con estos homenajes se rendiría el debido tributo a la más gran cantante que ha dado España. Con su anuncio, Guirao vino a calmar a todos aquellos admiradores que estos días se sorprenden de que el último adiós a su diva se lleve a cabo en un lugar tan gris, frío, anodino y pequeño como el mencionado tanatorio barcelonés. «Caballé ha sido nuestra gran cantante, la más importante», dijo Guirao en su visita a la capilla ardiente.

Tanto en el tanatorio como en el propio Liceu se habilitaron libros de condolencias, donde numerosos ciudadanos, en un goteo no masivo pero sí constante, plasmaron su despedida de la artista. En Les Corts, un simple cartel impreso y fijado a la pared con cinta adhesiva anunciaba su presencia con un escueto «Libro de condolencias Montserrat Caballé», escrito en mayúsculas.

Ramos de flores

Dos capillas adicionales a la que acogía los restos de la soprano se habilitaron para depositar los ramos de flores que se fueron recibiendo. Entre ellos, especialmente emotivo era el de los herederos de la familia Bertrand, gracias al apoyo de la cual la cantante pudo estudiar doce años en el Conservatorio del Liceu en su juventud. También los descendientes de figuras de la música como Victoria de los Ángeles, Alicia de Larrocha y Elena Obraztsova mandaron ramos, que se añadieron a los de organizaciones como la Fundación Albéniz, el Orfeó Català, el Festival de Perelada y Amics de l’Òpera de Sabadell.

Al tanatorio acudieron algunas personalidades de la cultura y la política, además de familiares y amigos de la cantante. La también soprano Ainhoa Arteta destacó que Caballé «era única», pero por encima de todo quiso referirse a su talla humana: «Fue una gran madre, una gran mujer y una gran artista, cualquier cosa que se diga de ella se queda corta, era una auténtica reina de la ópera».

Por su parte, el director teatral Lluís Pasqual apuntó que Caballé «hizo feliz a millones de personas de todo el mundo durante muchísimo tiempo. «Se ha ido la voz que he escuchado más horas en mi vida, más que mis padres, mis maestros o mis parejas, y afortunadamente gracias a sus grabaciones la podré seguir escuchando», añadió.

Además del ministro de Cultura, hizo acto de presencia en el tanatorio el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, quien destacó de Montserrat Caballé que «lo fue todo en el mundo de la lírica, derrochaba genialidad y simpatía y siempre dejó a España en el mejor lugar». El ex presidente de la Generalitat Jordi Pujol acudió con su esposa, Marta Ferrussola. Afirmó que «Caballé dio prestigio y renombre a nuestro país en todas partes». Otro expresidente de Cataluña, Artur Mas, se refirió a ella como «una enamorada de su profesión, de la música y el canto». Entre los visitantes estuvieron también el ex alcalde de Barcelona Xavier Trias y la cantante Marina Rossell. Al funeral de esta mañana está previsto que asistan el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el de la Generalitat, Joaquim Torra.

Mientras tanto, el Gran Teatre del Liceu sigue volcado en la memoria de la soprano más internacional que ha dado esta casa. Al empezar la función de ayer, la directora artística de la institución, Christina Scheppelmann, anunció al público que el resto de las representaciones previstas de «I puritani» se dedican a la fallecida, ya que «este teatro y su público nunca van a olvidar a esta gran cantante y los éxitos que tuvo en este escenario». Tras escuchar una de sus interpretaciones de «Casta diva», grabada en el coliseo en 1970, el público se puso en pie para dedicar una impresionante ovación a la memoria de Caballé. Fue, sin duda, el momento más digno y emotivo de los recuerdos que tuvieron lugar ayer.

Print article

Leave a Reply

Please complete required fields